Hola!, puedes entrar en tu cuenta, o si eres nuevo, registrarte

Visita TopEstilo desde tu móvil.
Accede a la dirección http://m.topestilo.com y no olvides guardarla en favoritos.

Decálogo para usar bien las planchas

Al final, siempre se nos pasa por la cabeza la misma pregunta: “¿Me estaré pasando con las planchas?”. Cada vez somos más mujeres las que incluimos este instrumento en nuestra rutina diaria de belleza y de repente, un día tu pelo está más quebradizo, deshidratado y totalmente mate. Estas son las 10 medidas que debes seguir si no quieres que tu pelo acabe totalmente castigado.

Decálogo para usar bien las planchas

Remington
  • Pásate la plancha cuando tu pelo esté completamente seco. Si aún queda humedad, estará mucho más vulnerable para quemarse.
  • Antes de utilizarla, aplícate un protector contra el calor. Son productos termoprotectores que protegen tu melena del calor de estas herramientas.
  • El uso de las planchas, el secador, o el sol deshidrata mucho el cabello. Para evitar esto, utiliza una mascarilla semanalmente y un champú específico que hidrate en profundidad.
  • Existen productos que, después del lavado nutren y protegen el pelo dañado y muy seco. Son sprays con aceites esenciales como el de Jojoba o el aceite de Argán que, además de hidratar aportan un brillo extra. Se recomienda aplicarlos de medias a puntas para no engrasar la raíz.
  • Ten en cuenta la temperatura a la que pones el aparato. Si tu pelo es fino, puede que a 150 grados sea suficiente para darle forma. Intenta no pasarte de los 200 grados. Hoy día casi todas lo tienen, pero asegúrate de que posee regulador de temperatura y así poder controlar este punto.
  • Fíjate bien en que la plancha siempre posea alguna capa de materiales como cerámica o turmalina
  • Pasa la plancha despacio por cada mechón, así evitarás tener que repetir y duplicar el aporte de calor.
  • Sanea tu pelo de vez en cuando cortándote las puntas unos centímetros. Son la parte que más sufre así que renuévala.
  • Para obtener un resultado mejor, pasa un peine justo delante de la plancha, sobre todo en el caso de un alisado, notarás la diferencia.
  • Si tienes que repetir en un mechón porque no ha tomado la forma deseada a la primera, espera a que se enfríe antes de volverla a pasar.

Con estos consejos además de cuidar tu pelo, conseguirás un alisado perfecto!